Cantando bajo la lluvia es el título de uno de los cásicos de la era dorada de Hollywood en la que Gene Kelly deja imágenes icónicas cantando y bailando bajo la lluvia… En este artículo queremos evitar que bailes bajo la lluvia mientras vas al volante. Te daremos unas recomendaciones.

La conducción en lluvia puede ser peligrosa si no se toman las medidas adecuadas. La lluvia suele dificultar la visibilidad, aumentar el tiempo de reacción y hacer que la carretera sea resbaladiza. Sin embargo, siguiendo algunos consejos y precauciones, es posible mantenerse seguro mientras se conduce en mojado.

Antes de empezar a conducir con lluvia, es importante asegurarse de que el vehículo esté en buenas condiciones. Verifica que los neumáticos estén inflados adecuadamente y tengan suficiente tread (profundidad de los dibujos en el neumático). Los neumáticos con una profundidad de tread baja no tienen la misma capacidad de agarre en carreteras mojadas y pueden hacer que el coche sea más propenso a patinar. Es recomendable usar neumáticos de invierno. También es importante asegurarse de que los limpiaparabrisas estén en buen estado y limpiarlos regularmente para mejorar la visibilidad o cambiar las escobillas si así lo requiere.

Mientras conduces en lluvia, es importante reducir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad, porque el agua al caer sobre el parabrisas reduce la visibilidad y aumenta el tiempo de reacción. Al reducir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad, tendrás más tiempo para reaccionar a cualquier obstáculo o peligro en la carretera.

También es importante prestar atención a las líneas de la carretera y a las marcas de las ruedas de los coches que te preceden. Estas pueden indicar dónde está mojado el asfalto y dónde es más resbaladizo. Evita conducir por encima de las líneas blancas o las marcas de rueda, ya que estas pueden estar más resbaladizas que el resto de la carretera.

Otro consejo es evitar conducir detrás de grandes vehículos, como camiones o autobuses, ya que estos pueden obstaculizar la visibilidad y crear una cortina de agua que dificulta la visión. Si es necesario conducir detrás de un vehículo grande, aumenta la distancia de seguridad y mantén una buena visibilidad laterales.

Si te encuentras en una carretera con una pendiente pronunciada, es importante usar el freno de mano para evitar que el coche resbale hacia atrás.

En Castalia Neumáticos revisamos tu coche a fondo y te haremos las recomendaciones pertinentes para que puedas conducir seguro y no “bailes bajo la lluvia».