La ‘nueva normalidad’ ha traído de vuelta los desplazamientos en coche. Si en artículos anteriores hablábamos de lo importante que era mantener nuestro vehículo en perfectas condiciones, ahora que seguramente vayas a darle más uso deberás revisar varias cosas para evitar cualquier tipo de problemas. Desde Castalia te recomendamos que pongas a punto tu coche para posteriormente circular con seguridad. Si tienes alguna duda o necesitas hacernos una consulta, visítanos sin compromiso.

1. Revisa los neumáticos

Antes de subirte al coche, el primer consejo es que te pares a revisar minuciosamente los neumáticos. Sobre todo, si llevas tiempo sin usar tu vehículo. Ten en cuenta que estamos hablando de los zapatos de nuestro medio de transporte, con lo que deben estar en perfecto estado ya que es la parte que está en contacto con la carretera. Observa si tienen algún tipo de deterioro en la goma, comprueba la presión y hasta es aconsejable limpiarlos a fondo.

Si nuestro coche ha estado tiempo parado o lo hemos dejado aparcado sobre un charco, nuestros neumáticos pueden haberse dañado. Tómate tu tiempo para revisarlos y si ves que tienen un desgaste importante, es el momento de cambiarlos antes de circular con normalidad.

2. La batería

Otro de los grandes problemas cuando nuestro coche ha estado aparcado durante mucho tiempo es la batería, llegando a darse el caso de que no responda. En caso de que no lo haga, el consejo es utilizar unas pinzas para arrancarla de nuevo. Se pasa energía de una batería a otra para arrancar el coche.

3. Revisar los niveles a fondo

Es muy importante hacer una revisión minuciosa de cómo están los niveles: aceite, líquido de frenos, anticongelante, dirección y limpia parabrisas. Si puedes, revisa también el suelo por su hubo algún tipo de fuga durante el tiempo que el coche ha estado parado.

4. Las luces e intermitentes

También puede ser que en este tiempo alguna luz se haya fundido. Con lo que es el momento de poner a prueba las luces y los intermitentes, y ya que estamos, prueba también que los limpiaparabrisas funcionan correctamente, igual que el aire acondicionado -si tiene malos olores, por ejemplo- y los elevalunas.

5. Los frenos

Otro de los puntos más importantes, el sistema de frenado. Pisa el freno unos segundos, y comprueba si mantiene la posición o si baja progresivamente, esto significaría que tenemos algún tipo de fuga. Cuando estemos circulando con el vehículo, hay que probar también los frenos para ver si están funcionando correctamente.

Si quieres poner tu coche a punto después de tenerlo parado o si quieres realizar una revisión rutinaria, ponte en contacto con nosotros para concertar una cita.