¿Sabías que el 30 por ciento de las incidencias que se producen en carretera durante el invierno se producen a causa de problemas con los neumáticos? El frío y las precipitaciones ponen tus ruedas a prueba y en Castalia Neumáticos vamos a explicarte cómo prepararte ante una carretera encharcada o con mala visibilidad.

Mantenimiento de neumáticos en invierno: dibujo de profundidad correcto para lluvia y frío

Cuando empiezan a caer las temperaturas y vienen las primeras lluvias, es el momento de comprobar el estado de nuestros neumáticos. Como hemos visto muchas veces, presta atención a la profundidad del dibujo, ya que te indica si el nivel de evacuación de agua está en correcto estado. El límite legal de desgaste del dibujo de tus neumáticos es de 1,6 mm. En la práctica está demostrado que por debajo de 4 mm las ruedas no evacuan el agua de la calzada correctamente.

Por debajo de 4 mm de profundidad de dibujo de los neumáticos, el nivel de evacuación del agua de la calzada es insuficiente.

Coche en condiciones de nieve y frío

LECTURA RECOMENDADA: Multa por neumáticos en mal estado

Neumáticos especiales para el invierno

Como taller especializado recomendamos siempre introducir neumáticos especiales para el invierno, preparados específicamente para soportar el frío y las malas condiciones climatológicas, como la lluvia fuerte e incluso la nieve.

Ruedas de temporada para verano e invierno

Existe un servicio mediante el cual sustituimos las ruedas de tu coche después del verano y las guardamos hasta que vuelva el período estival. Una vez comienza la primavera y vuelven a subir las temperaturas, ponemos de nuevo los neumáticos que ya tenías. De esta forma no solo alargamos la vida útil de los neumáticos, sino que garantizamos una mayor seguridad en carretera los 365 días del año.

Neumáticos versátiles para todo tipo de condiciones

Otra alternativa es montar un neumático específicamente diseñado para todo tipo de temperaturas y condiciones climatológicas, conocidos como neumáticos “all season”. En este caso nos encontramos con prestaciones que no llegan a tener un comportamiento redondo, pero que desde luego son mucho mejores que no contar con ningún neumático adaptado.

Cabe destacar que el mayor peligro se corre al no tener un neumático adaptado para el invierno, ya que las condiciones en los meses cálidos son mucho más amables para la conducción: buena visibilidad, asfalto seco, etc.

Cuidado con el líquido refrigerante

Otra de los problemas más habituales durante el invierno tiene que ver con el líquido refrigerante, ya que debemos asegurarnos de que mantiene sus propiedades anticongelantes Una revisión que ronda los 50 euros para verificar que el líquido funciona correctamente, se pueden convertir en 1.000 € o más si se llega a romper el motor. ¡Mucho cuidado!

Asegúrate de que el líquido refrigerante mantiene sus propiedades anticongelantes, o puedes sufrir una rotura de motor.

La importancia de los limpiaparabrisas en invierno

Los pequeños detalles pueden marcar la diferencia en carretera, especialmente en invierno. Todos hemos tenido algún coche con limpiaparabrisas que parecían palillos, y sabemos lo peligroso que puede llegar a ser cuando hay precipitaciones fuertes. 

Comprueba que los limpiaparabrisas hacen un buen barrido completo de las lunas. Por mucho que cuentes con neumáticos de invierno y otros extras específicos para malas condiciones meteorológicas, tu capacidad de reacción está directamente condicionada por tu visibilidad. Si no ves la carretera no hay frenos que valgan.

Últimos ajustes: luces y batería

Otros elementos del coche que debemos revisar cuando llega el invierno son las luces, para comprobar que iluminan lo suficiente en meses donde conducimos con menos luz, sobre todo al desplazarnos y volver del trabajo. Si iluminan demasiado también puede ser un problema y provocar incidentes al deslumbrar a otros coches.

Finalmente echamos un ojo a la batería. Es una pieza que acusa bastante los cambios de temperatura y conviene realizar una revisión ahora que utilizamos menos el coche. Cuando la batería se utiliza menos, aumentan las posibilidades de que se produzcan fallos y descargas.

LECTURAS RECOMENDADAS: ¿Cómo arranco un coche sin batería?

En Castalia Neumáticos nos encargamos de revisar tu coche de arriba abajo para una conducción segura en invierno. Escríbenos o llámanos, y te damos presupuesto sin compromiso. La seguridad, es lo primero.