Es importante aclarar que los neumáticos no tienen una fecha de caducidad que vaya impresa en los mismos.  

Por otra parte, los diferentes organismos reguladores en España y en Europa tampoco tienen alguna normativa que especifique un tiempo de caducidad en los neumáticos, que defina el momento en que deben ser desechados. 

Sin embargo, los distintos organismos reguladores y los fabricantes han hecho recomendaciones para determinar las condiciones que deben tener los neumáticos, para ser desechados oportunamente.  

Aquí explicamos las condiciones más importantes a tener en cuenta para decidir un cambio de neumáticos oportuno, que garantice niveles aceptables de seguridad. 

Desgaste de la banda de rodadura de los neumáticos 

Esta es una de las condiciones más fáciles de observar en los neumáticos y que determinan el momento en que deben ser desechados.  

La normativa vigente estipula que al llegar la banda de rodadura a menos de 1,6 mm, los neumáticos deben ser desechados, ya que no está permitido circular con ellos.  

Sin embargo, en Castalia Neumáticos recomendamos el cambio de neumáticos cuando la banda de rodadura este cerca de los 2 mm de profundidad. 

Fisuras y deformaciones de los neumáticos 

Muchas veces es difícil detectar a simple vista grietas e irregularidades en los neumáticos, sobre todo en las caras internas de los mismos.  

En Castalia Neumáticos contamos con personal experto y capacitado para inspeccionar neumáticos de forma eficaz y determinar cuáles están en buenas o en malas condiciones.  

En este sentido, es recomendable hacer una revisión de neumáticos, a los cinco años de haber sido montados, aunque a simple vista se vean bien. 

Debemos utilizar solo neumáticos en perfecto estado, que garanticen la seguridad de todos quienes transitamos en calles, carreteras y autopistas. 

Fecha de fabricación de los neumáticos 

Esta es una información que pasa desapercibida para muchas personas. En Castalia Neumáticos están muy pendientes de la fecha de fabricación de los neumáticos que inspeccionan o que venden a sus clientes.  

Este importante dato sí viene impreso en el lateral de los neumáticos, junto al resto de las especificaciones de los mismos. 

Cuatro números identifican la fecha de fabricación de los neumáticos. Los dos primeros números dan información de la semana, por lo cual la misma puede estar entre 01 y 52 (un año tiene 52 semanas aproximadamente). Finalmente, los dos últimos números informan el año de fabricación. 

La recomendación de los fabricantes de neumáticos es que, después de diez años de haberse fabricado, se desechen los mismos, independientemente de que en apariencia se vean bien.  

Esto se debe a que la estructura molecular de las gomas no tiene buena estabilidad a largo plazo, desintegrándose y perdiendo consistencia con el tiempo, aunque los neumáticos no tengan uso y estén en las mejores condiciones de almacenamiento. 

Debemos estar atentos a esta fecha y manejar la misma adecuadamente. Por ejemplo, un neumático de ocho años de haberse fabricado solo puede usarse por dos años.  

En ese mismo sentido, un neumático fabricado hace seis años solo se puede usar cuatro años.