Cuando viajas sueles someter a tus vehículos a diferentes condiciones del terreno. De hecho, ya sea por un viaje familiar, con amigos, de vacaciones o trabajo, acaba exponiendo a tu vehículo a diversos cambios de clima al recorrer grandes distancias, así como a altas y bajas temperaturas, vientos fuertes y tierra. Esto perjudica en el futuro a tu vehículo. 

Por este motivo, tu vehículo merece un mantenimiento correcto después de las vacaciones. El buen cuidado extenderá su vida útil y lo mantendrá en óptimas condiciones, generando la tranquilidad necesaria al saber que podrás conducir de forma segura al volver a tu rutina diaria.

La prevención es lo único que jamás debe pasarse por alto y es que, saber qué hacer antes, durante y después de unas vacaciones es esencial para no tener contratiempos ni incidentes viales en ningún momento.

6 aspectos fundamentales para cuidar tu vehículo después de las vacaciones

Si ya has vuelto de tus vacaciones, debes tener en cuenta ciertos aspectos esenciales para asegurarte de que tus vehículos se encuentren en óptimas condiciones. ¡Te lo contamos!

1.Examina el kilometraje

Una de las primeras cosas a tener en cuenta cuando vuelvas de un viaje largo o unas vacaciones va a ser los kilómetros recorridos. Además de eso, tendrás que inspeccionar el interior, como el tablero, para cerciorarse de que las luces no muestran algún problema.

2. Comprueba los líquidos

Es fundamental verificar el aceite, el anticongelante y el líquido de los frenos, debido a que estos pueden haberse gastado por la trayectoria del viaje. ¡Procura hacerlo siempre antes de encender tu coche!

Recuerda que un automóvil sin aceite puede no solo arruinará tus viajes futuros, sino también el vehículo en sí. Esto va a ocasionar gastos altísimos si deben realizar una reparación o mantenimiento posterior.

3. Examina las llantas y neumáticos

Es indispensable revisar el estado de las llantas y neumáticos, sobre todo después de haber transitado por terrenos a los que el vehículo no está acostumbrado. En este sentido, debes saber que las ruedas pueden haber generado desgastes, irregularidades e, incluso, algún tipo de deformaciones en los mismos.

4. Realiza una limpieza del motor

Si el vehículo ha sido desplazado por carreteras de tierra o senderos donde predomina el viento, el motor se puede empolvar con mayor probabilidad. Por ello, va a ser recomendable hacer una limpieza en un sitio especializado y de la mano de un profesional.

5. Inspección mecánica

La inspección mecánica no solo implica la revisión del motor, sino que, también, incluye la revisión de los frenos, las luces y los diversos sistemas de seguridad y entretenimiento. 

El objetivo de esto es que, al volver de un viaje largo o vacaciones, puedas retomar la vida que llevabas antes de salir, asegurándote de que tu vehículo siga funcionando en las condiciones óptimas en tu día a día.

6. Comprueba el filtro del aire

Si has conducido por diversas rutas o carreteras, el filtro de aire del motor puede haberse contaminado. En estos casos, es necesario que se haga una limpieza o se sustituya si ya ha cumplido su ciclo de vida útil o si se encuentra tapado.

Realiza el mantenimiento de tus vehículos en Automecánica Castillo

En Automecánica Castillo te ofreceremos el mejor servicio de mantenimiento para tus vehículos, así como la reparación de unidades electrónicas, prevención de ITV, cambio de neumáticos o llantas y muchos más.

Además, dispondrás de un alto y cualitativo grupo de profesionales y especialistas que se encargará de alargar la vida útil de tus vehículos, evitando, de este modo, futuras averías inoportunas o cualquier daño que pueda presentarse. 

¿Necesitas revisar tu vehículo? ¡Contáctanos!