Poner a punto una moto no es más que cambiar sus piezas móviles en las medidas necesarias para que tengas mayor control y puedas conducirla de una forma mucho más efectiva y segura.

No existe ningún conductor igual a otro. Mientras que a unos les encanta la velocidad, a otros, por el contrario, no tanto. Por ello, poner a punto una moto es, simplemente, adaptarla a las propias necesidades, propias físicas, estilo y circunstancias de conducción de cada persona.

Si de verdad quieres disfrutar al máximo de tu moto con la mayor seguridad posible, tendrás que llevar a cabo una serie de cambios para ajustar y adaptar tanto su ergonomía como el comportamiento dinámico de la misma.

¿Cómo puede hacer la puesta a punto de mi moto correctamente?

Para la puesta a punto de una moto intervienen diversos recursos y aspectos fundamentales de manera separada. eso sí, no se puede olvidar que trabajan en conjunto y suelen complementarse irremediablemente. Entre estos aspectos se encuentran los siguientes.

– Limpieza de la moto

La limpieza no forma parte del área. Sin embargo, es importante en la puesta a punto de una moto debido a que las condiciones y el tiempo de la misma pueden influir en la cantidad de suciedad acumulada y esto va a perjudicar notablemente el desempeño de sus piezas.

– Suspensiones

Las suspensiones son las encargadas de aspirar y adaptar la moto al suelo, pero también de tolerar esta transferencia de pesos. Por este motivo, una buena regulación permitirá que la moto sea capaz de girar de manera correcta y cuando sea necesario.

De hecho, siempre es recomendable cambiar las suspensiones cuando la moto no se ha movilizado durante mucho tiempo, ya que es muy probable que cada uno de sus mecanismos se hayan visto afectados, incluyendo, la horquilla y sus retenes. Estos elementos tienden a resecarse ocasionando que se impulse toda la suciedad hacia dentro y creando una saludad para el aceite.

– Presión de los neumáticos

La importancia de los neumáticos en la puesta a punto de la moto es esencial, ya que si llegan a variar o cambiar en algún momento, pueden influir en su comportamiento.

Además, las gomas de los neumáticos con el paso del tiempo se van desgastando, provocando grietas o deformaciones sin importar que la moto no se haya movido durante mucho tiempo o si se encuentran en constante circulación.

Las consecuencias de una presión inadecuada o un desgaste inoportuno pueden ser letales en el momento de conducir, por lo que siempre necesitarán estar en constante revisión y mantenimiento.

– Líquido y pastillas de frenos

Todos los líquidos de freno y refrigeración poseen una vida útil que se decreta por los kilómetros consumidos o el tiempo de uso. Mientras no hayan pérdidas, el nivel no debería experimentar grandes cambios. Sin embargo, el estado y la viscosidad sí podrán verse afectados.

Además del aceite, el líquido de frenos también es vital para la puesta a punto de la moto. En términos generales, se debe tener en cuanta que ambos juegan un papel importante, porque si no se hace su respectivo mantenimiento a tiempo terminará afectando tanto al motor como al sistema de frenado.

Realiza l apuesta a punto de tu moto en Castalia Neumáticos

En Taller Castalia Neumáticos contamos con un alto equipo cualificado en neumáticos y mantenimiento de vehículos y motos. Cada uno de ellos se encargará de proporcionarte un servicio de calidad adaptado a las necesidades de cada tipo de vehículo.

¿Qué esperas para poner a punto tu moto? ¡Visítanos en Castellón de la Plana!