Los frenos  es uno de los principales elementos activos del vehículo en materia de seguridad. Son fundamentales al circular, permitiendo la detención del vehículo, pero sufren un desgaste que disminuye su efectividad y que, cada cierto tiempo, obliga a su sustitución.

La característica más importante del sistema de frenado  se centra en la potencia de frenada. A mayor potencia de frenada menor distancia de frenado.

La distancia de frenado dependerá de los elementos que influyen en la frenada que además de los frenos son: los neumáticos, la suspensión, el estado del pavimento, la carga del vehículo… y el tiempo de respuesta  del conductor.

Los componentes más importantes a revisar a la hora del mantenimiento de frenos son, las pastillas y discos delanteros y traseros.

Discos y pastillas se desgastan por rozamiento, por lo que hay que sustituirlos con mas periodicidad.

Lo  primero que se desgasta son las pastillas, pues su material de fricción es más blando que el de los discos.

Los frenos traseros, no soportan el peso de la detención  del vehículo por inercia por lo que  suelen ser más pequeños y su desgaste es menor que el de los delanteros. Su duración  se estima que viene a ser el doble o el triple que la de delanteros.

Los frenos traseros pueden ser de tambor con zapatas, aunque cada vez se ve menos frecuencia.

Suele tener menor eficacia y resistencia a la fatiga, pero por contra su duración es más elevada. Como al final  lo importante es la eficacia de frenada este tipo de frenos se sustituye por discos, pero mas pequeños que los de delante.

Pastillas de freno

En los coches actuales la necesidad de realizar el cambio de pastillas  lo suele señalar un indicador luminoso del cuadro de instrumentos.

Comprobar visualmente el grosor de las pastillas a través de las llantas es otra forma de conocer su estado, pero en ocasiones son poco visibles y pueden llevar a error.

Lo mejor es pasarse por Castalia Neumaticos y nuestros técnicos en 10 segundos con una linterna especial detectan si es necesario el cambio de pastillas.

Discos de freno

Por su fricción con la pastilla, los discos  también se desgastan, aunque duran más km. Se sustituyen cuando el grosor indicado por el fabricante baja al mínimo. En Castalia Neumáticos siempre revisamos cuando es  necesario un cambio de disco de frenos.

A veces suele pasar que las pastillas se han gastado de todo, con lo que rozan el disco rayándolo. Un disco rayado aunque tenga pastillas nuevas  no acopla bien, y en consecuencia la frenada pierde eficacia.
Además, produce vibraciones en el vehículo  cuando pisamos el pedal de freno.

El líquido de frenos

Es un componente del sistema de frenos que se deteriora con el paso del tiempo, pues soporta elevadas temperaturas  y presiones en el circuito de frenos. En Castalia Neumáticos aconsejamos comprobar su estado anualmente.. Un líquido de frenos en mal estado ocasiona deterioro de los elementos del sistema de frenado.

Para detectar el estado del líquido de frenos, en Castalia Neumáticos disponemos un  comprobador específico para determinar la calidad del liquido de frenos.
El resto de elementos del sistema de frenado no suelen requerir sustituciones periódicas, pero es necesaria su revisión:
Latiguillos de freno:

Son las  pequeñas tuberías que llevan  el líquido a las pinzas de freno. Su cualidad más importante es que debe transmitir la presión del circuito. Suelen ser de  goma y al estar sometidas a altas presiones es un elemento que revisamos en Castalia Neumáticos.

– La bomba de freno,  servofreno, y la válvula-conducto de depresión, tb es importante revisarlas.

– Otros elementos  del circuito son electrónicos, como el antibloqueo ABS. El mal funcionamiento de cualquiera de ellos queda reflejado a través de indicadores luminosos del cuadro de mandos o de alertas en el sistema de check-control del vehículo.

circuito de frenos grafico

Llámanos